Flores : desde la Antigüedad hasta nuestros días. Parte II

Por Cristina Serrano

Espero que encuentres en este blog información interesante y consejos para disfrutar de La Flores de Lucía

Categorias: flor cortada | noticia

Fecha de publicación: 18 septiembre 2020

Las flores desde la antigüedad hasta nuestros días, han estado presentes en la vida del hombre.

Seguimos hablando de como hemos integrado los arreglos florales a lo largo de toda la historia, en los diversos acontecimientos sociales, y de como han ido evolucionando igual que el propio ser humano, en las distintas etapas históricas.

En la Edad Media cambian las costumbres debido a la enorme influencia de la Iglesia, que ve con malos ojos las tradiciones paganas, aunque adapta y hace suyas algunas, así, cuando hablamos de la historia de la decoración floral en la Edad Media, se debe tener en cuenta que el simbolismo de las flores cambió por completo. La rosa, símbolo del poder del emperador romano, reflejó también la influencia de la Iglesia. La rosa blanca representaba a la Virgen María y la roja, a Jesucristo. 

Las flores nos acompañan desde la Antugüedad hasta nuestros días.

Se suprimieron las flores en las ofrendas y ya solo estaban presentes en la decoración de las iglesias y los palacios. En las casas, no era posible dadas las condiciones de vida tan difíciles por las guerras y el hambre.

Se cultivaban jardines botánicos en los monasterios, con fines medicinales.

 En los palacios también se adornaban las mesas con diversos arreglos, sobre todo guirnaldas y coronas. Material vegetal aromático se utilizaba también para colocar sobre el suelo y aliviar así el mal olor que existía en las habitaciones.

El Renacimiento trae consigo la vuelta de las decoraciones florales, junto al resurgir del arte y el gusto por recrear la belleza inspirándose en la naturaleza.

La Primavera, de Botticelli.

Aumenta el nivel socioeconómico y no faltan las fiestas y banquetes con exuberantes detalles naturales. Las descripciones de la época hablan de jardines en miniatura con setos, praderas de flores, fuentes y estatuas adornadas con guirnaldas y coronas. De grandes mesas con pétalos de flores, en los cuales están inspirados los manteles que hoy en día tenemos en nuestras casas.

Como elemento para sostener las estructuras florales se utilizaba una mezcla de musgo, tierra y arcilla.

La clase trabajadora también podía permitirse flores en casa, sencillos jarrones con flores, algunos ramos, macetas…

Cómo veis, las flores desde la Antigüedad hasta nuestros días, nos acompañan!!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizá te interese leer…